Cirugía de nariz: ni chica ni respingada

Una nariz debe estar en balance y proporción con las facciones del paciente y resultar absolutamente natural”, asegura Jack P. Gunter, cirujano plástico de la Universidad de Dallas, que viene marcando el rumbo de esta especialidad en los últimos tiempos. De visita en nuestro país, habló sobre la evolución de la rinoplastia, junto a uno de sus discípulos, el médico argentino Federico Zapata.

Esta cirugía popularizada a fines de los años 50 en los Estados Unidos, que se caracterizaba por hacer narices pequeñas y respingadas, con el correr de los años y el avance de estudios de la estética facial fue migrando hacia modelos más naturales. “Hoy, más que nunca, se valora mucho que mantenga una estética en proporción con las facciones de la persona”, destaca Gunter.

El punto de inflexión se produjo en la década del 80, cuando se tomó conciencia de que en vez de reducir la nariz había que remodelarla. Entonces, la clave consistió en dejar una estructura fuerte que permitiera tanto una buena función respiratoria como un gran resultado estético, lo que se logró al conservar tejido cartilaginoso y óseo, y también, al agregar injertos de cartílago de la misma nariz y/o de otras partes del cuerpo. “La técnica que hizo posible alcanzar estos objetivos fue el abordaje externo, que consiste en realizar una pequeña incisión en la base de la nariz. Esto permite visualizar y manipular las estructuras nasales”, sigue el especialista. “Así se modifican cartílagos y huesos en las distintas áreas, la punta, la giba y el tabique. Antes los cambios se hacían sólo por palpación, por eso era una cirugía a ciegas”, agrega.

Además de tratarse de una intervención estética, en muchos casos es reparadora, comenta Zapata. El cirujano plástico agrega que son muchas las personas que en la consulta suelen presentar algún grado de insuficiencia respiratoria causado por la obstrucción que produce el desvío del tabique.

¿A partir de que edad ya se puede operar? Según Zapata, debería contarse con la madurez física, haber completado el desarrollo óseo, que en la mujer se alcanza entre los 14 y 16 años y en el varón, entre los 15 y 17. No menos importante es la madurez mental que debe ser evaluada en una o más consultas.

Gunter considera que todas las áreas de la nariz presentan algún grado de dificultad a la hora de efectuar las correcciones: la punta con cartílago excesivamente desarrollada, el dorso o lo que se denomina la giba. Sin embargo, enfatiza que lo más difícil es reoperar, porque en cirugías previas se pierde parte de la estructura y en muchos casos se requiere la utilización de injertos de tejido de la misma nariz o de otras partes del cuerpo. Por eso es importante la correcta elección del profesional, para alcanzar un buen resultado en la primera cirugía. El conocimiento técnico, la habilidad y el sentido estético del cirujano marcarán la diferencia.

RECOMENDACIONES

CIRUGÍA

Duración: entre una y dos horas y media.

Post operatorio: entre 10 y 12 días. Las actividades intelectuales se pueden retomar a los 5 días y las físicas, en 3 semanas.

Quien opere: que sea un especialista en cirugía plástica miembro de sociedades médicas oficiales (Sacper y Scpba).

Pedir referencias: en las sociedades oficiales. Interiorizarse en el entrenamiento del cirujano (cantidad de operaciones al año).

Comparar resultados: fotos del antes y el después de pacientes.

PRECIO

En la Argentina varía entre $ 2.000 y 30.000, dependiendo de la complejidad (o de la problemática, si es la primera vez que se opera o se trata de una reoperación). En los los Estados Unidos se calcula que cuesta el doble que en nuestro país.

Minientrada

La celulitis es un problema que preocupa a la mayoría de las mujeres. Para combatirla, hay varios tratamientos que ayudan a mejorar la calidad de la piel.

Uno de ellos es la radiofrecuencia dinámica, que mejora la flacidez y la celulitis porque genera nuevo colágeno y remodela el existente (colagenogenesis). Así la piel se contrae ( skin tightening ) por el calentamiento controlado, en las distintas profundidades, del tejido. Esto hace también que la epidermis se tense y que mejore la circulación sanguínea y el drenaje linfático.

La doctora Velia Lemel, directora del Centro Piel & Láser explica que se aplica a través del equipo Accent . Este tiene dos cabezales, uno actúa en profundidad, llega a la dermis e hipodermis (penetra hasta 20mm), y otro a nivel superficial otorgándole más brillo a la epidermis y mejorando su aspecto.

Durante la aplicación sólo se percibe un calentamiento gradual que va aumentando sin llegar a ser doloroso. No requiere tiempo de recuperación, y luego de la sesión se puede continuar con las tareas habituales.

Los mejores resultados se obtienen cuando se la aplica en brazos, abdomen, glúteos y piernas. El doctor Edgardo Chouela, profesor titular de dermatología de la Facultad de Medicina de la UBA, dice que generalmente se usa después de una lipoaspiración, del parto y en casos de descenso brusco de peso.

¿Tiene contraindicaciones?

En las embarazadas o durante la lactancia, en quienes tengan marcapasos, placas o clavos metálicos. Como así también, en quienes padezcan cardiopatías graves, enfermedades del tejido conectivo y musculares.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

De 6 a 10 sesiones espaciadas de 15 a 30 días. En todos los casos el médico lo determinará.

¿Cuándo se ven los resultados?

En dos fases: de manera inmediata, al contraerse el colágeno existente, y a los dos o tres meses, al completarse la formación de nuevo colágeno, aquí se logra el máximo efecto.

¿Que tratamientos pueden asociarse a la radiofrecuencia para potenciar resultados?

Según cada caso particular se puede combinar con:

  • Ultrashape: este sistema es ideal para eliminar adiposidad localizada.
  • Mesoterapia: microinyecciones aplicadas en la zona a tratar con sustancias que fortalecen los tejidos y eliminan el exceso de grasa, toxinas y agua.
  • Presoterapia: botas y fajas que ayudan a la reabsorción de edemas: drenaje de líquidos, y estimulación de la circulación del retorno venoso. Esto disminuye la celulitis y volumen corporal.
  • Electroestimulación: actúa como un verdadero entrenamiento, produciendo contracciones musculares.

Consejos para acompañar los tratamientos fuera del gabinete:

  • Hacer ejercicio físico
  • Tener una alimentación adecuada
  • Beber dos litros de agua
  • Eliminar o disminuir el consumo de alcohol y tabaco
  • Masajear las zonas afectadas con productos anticelulíticos: cremas, geles y lociones.

La flacidez tiene los días contados

Minientrada

Para devolver al cuerpo su belleza natural, el punto de partida será la consulta con el médico, que indicará los estudios necesarios. ¿Celulitis, retención de líquidos, sobrepeso?

Luego, una cita con la nutricionista. Entonces, se calculará el índice de masa corporal, o IMC (que se obtiene al dividir el peso en kilos por la altura en metros al cuadrado; para consultarlo: http://www.fundacioncardiologica.org/bmi.htm ).

Pero atención, el IMC es una orientación; con eso no basta: podrían sobrar 10 kilos de grasa y faltar 10 kilos de músculo (además, la grasa es más liviana y ocupa más lugar).

¿Se puede estar en el peso ideal y no tener una figura estéticamente agradable? Así es; por eso, la evaluación sólo estará completa con una antropometría, que marca la composición corporal en kilos y en porcentajes de músculo y de grasa; cuánto pesan las vísceras, los huesos y la piel. Hacer una cada seis meses será un buen indicador para observar la evolución del tratamiento.

Todo combinado garantiza el éxito. ¡Manos a la obra!

¿Cómo cambiar la composición corporal, disminuir la grasa y ganar músculo? Se logra con un programa que queme grasas y estimule el incremento del músculo que falta ¿Y cuál es la clave para lograrlo? El secreto está en combinar actividad física, realizada en forma progresiva y permanente, con una dieta adecuada: ni tediosa ni imposible de seguir, porque a la larga se abandona. Y como broche de oro, incluir un tratamiento corporal adecuado para cada caso, ya sea para la flaccidez de la piel producida al perder peso como para la adiposidad localizada más rebelde. Existe una amplia gama de soluciones que van desde los masajes corporales hasta los láseres más sofisticados.

¡A ponerse en movimiento!

El profesor de gimnasia observará las potencialidades y los límites de cada persona, pondrá atención en la personalidad -que influye directamente en la actitud ante la actividad-, la constitución muscular, la postura y los dolores corporales que se puedan manifestar.

El trabajo se puede dividir en cuatro momentos:

1- Precalentamiento: para minimizar el riesgo de lesionarse durante la práctica.

2- Actividad aeróbica: que es la que se sitúa dentro de una frecuencia cardíaca estimada entre 120 y 140 latidos por minuto. En esta frecuencia, la energía necesaria para los movimientos se obtiene fundamentalmente de las grasas de reserva. La actividad sostenida es la mejor herramienta para eliminarlas y disminuir el volumen corporal sin demacrarse. Se puede realizar una hora de caminata, natación, bicicleta o patín. De esta forma, al terminar la rutina se experimentará un bienestar generalizado sin sentir los efectos de la desagradable hipoglucemia (descenso de azúcar en la sangre), que produce cansancio y hambre.

3- Musculación: estimular los músculos, porque al aumentar la masa muscular total se incrementa el consumo de energía a expensas de las grasas; es decir, aumenta el metabolismo basal -esto es importante en trastornos tiroideos y síndrome metabólico-. El varón, por tener mayor masa muscular, en las mismas condiciones de dieta baja más rápido, por mucho que les pese a las mujeres.

4- Estiramiento y relax: realizar un buen estiramiento de los músculos para no llevarse de recuerdo algún dolorcito o contractura.

En resumen: lo que “quema” más efectivamente la adiposidad es la presencia de músculo trabajando. La buena noticia, para aquellos a los que no les guste la actividad física, es que un cuerpo entrenado cada vez necesita menos esfuerzo para cumplir con la consigna. Pero no menos de media hora, porque a partir de los 30 minutos de ejercicio es cuando se liberan endorfinas, que generan bienestar psíquico y físico: no en vano las llaman las “hormonas del buen humor.”

Asesoramiento: Dra. Irene Bermejo, dermatóloga, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología, directora del Centro de Dermatología y Estética Irene Bermejo. Ana Errasti, Lic. en nutrición. José Donoso, profesor de educación física y entrenador personal

Volver a las curvas

Spas: escapada de bienestar a Uruguay

Para verse y sentirse bien, una opción es cruzar el río y probar los últimos tratamientos para el cuidado del cuerpo que proponen los spas de los hoteles uruguayos.

Los más solicitados en el Conrad Punta del Este son los que renuevan e hidratan la piel. “En ellos se emplea una amplia variedad de técnicas japonesas”, comenta su gerente, Patricia Coppi. Por ejemplo, el shizen aromático, que se basa en masajes relajantes efectuados en algunos puntos de la cara y la cabeza. Para combatir el estrés, recomiendan las Piedras Mágicas.

Las técnicas japonesas se suman a los masajes para mejorar la piel y relajarse. Foto: Gentileza Conrad

Los masajes se pueden complementar con algún tratamiento para exfoliar y limpiar la piel. Si de excentricidades se trata, el Exótico Mediterráneo incluye cáscara de argán, semillas de olivo y pepitas de uva. Reparador y refrescante, Brisa del Amanecer combina aloe vera y menta, mientras que el preferido para humectar y relajar es Luz del Mediterráneo, que se realiza con gotas de vela caliente formulada con mantecas aromáticas. Todos los tratamientos se realizan con productos Germaine de Capuccini.

Bien gourmet, en el Sheraton Colonia lo más pedido es la chocolaterapia y el Champagne Deluxe. También suman adeptos Los Secretos de Cleopatra -que mezcla leche de cabra, miel y pétalos de rosa- y el masaje con piedras calientes, según revela la coordinadora del spa, Pilar Martínez. Este año incorporaron el Tannat Therapy, que promete convertirse en la estrella del lugar por su gran poder antiedad. Comienza con una exfoliación realizada con la pulpa y semillas de las uvas y continúa con una sesión de 30 minutos de hidromasaje en una tina con tannat y agua tibia. Para terminar, se efectúa un masaje relajante con aceite de vino. En sintonía con el tratamiento, se ofrece una copa, uvas y variedad de quesos de Colonia. “Tiene mayor poder antioxidante que la uva merlot o la cabernet sauvignon, por eso sirve para combatir los radicales libres que dañan la piel. Es tonificante, gracias a la gran cantidad de polifenoles que contiene, y deja la epidermis hidratada por la alta concentración de taninos y vitaminas”, explica la terapista Alicia Arenas.

La aparatología es una opción para aumentar el tono muscular y favorecer la circulación periférica. Para tratar todo tipo de celulitis, en el Conrad sugieren un ultrasonido que descongestiona y mejora la apariencia estética del tejido. El broche de oro de cualquier procedimiento son las envolturas, dice Silvia Bonilla.

Por su parte, para relajarse y cargarse de energía positiva, en el Sheraton Colonia aconsejan el tratamiento Thai Vital, realizado por una terapeuta de la India, que combina reflexología con reiki. Incluye un masaje profundo y exfoliación a base de sales y aceites esenciales, además de piedras de amatista en los diferentes chakras o centros de energía.

Más datos en:

La cirugía de mamas es la estética más solicitada por las argentinas

La cirugía estética de mamas es una de las más solicitadas por las mujeres. La gran mayoría consulta al especialista cuando ha concluido su período de crecimiento, o luego de amamantar.

A las argentinas les gusta lucir un buen escote. Por eso las consultas a los cirujanos plásticos son cada vez más frecuentes. ¿Cualquier mujer puede hacerse una intervención de este tipo? ¿Qué factores se deben tener en cuenta? Un buen punto de partida es considerar los motivos que impulsan a aumentar el tamaño de las mamas, ya que muchas veces pueden ser de índole psicológica, explica el doctor Horacio García Igarza, ex presidente de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires.

Es importante evaluar con cuidado cuáles serían el volumen y el formato más adecuados del implante que se colocará, para elegir aquel que más armonice con la figura, teniendo en cuenta la contextura física, la altura, el tamaño del tórax y el diámetro de la base de las mamas. Los recomendados son los de gel de silicona, que pueden estar recubiertos por diferentes membranas (texturizadas, lisas o de poliuretano). Todos son importados, ya que no existen de fabricación nacional. Es imprescindible que estén autorizados por la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) y por la FDA (por sus siglas en inglés, Food and Drug Administration), en Estados Unidos, o la CE (Comunidad Europea) en Europa.

Existen prótesis redondas con diferentes tipos de proyecciones (más altas o más bajas), y otras que imitan la forma de la mama natural. Se pueden colocar por delante o por detrás del músculo pectoral, pero en mujeres muy delgadas es preferible que sea retropectoral para evitar que los bordes se marquen en la piel y quede un aspecto poco natural. El doctor Pablo Curutchet, cirujano oncólogo y ex jefe del Departamento de Cirugía del Hospital de Clínicas, al igual que su colega, recomienda la colocación detrás del músculo. No sólo porque luce mejor, sino porque también se disminuye el riesgo de encapsulamiento. Y además, cuando están ubicados en esa zona, se facilita la realización de la mamografía.

En cuanto al sitio de la incisión, García Igarza explica que puede hacerse en distintos lugares, dependiendo de las características anatómicas de cada mujer: en el semicírculo inferior de la aréola del pezón, en el surco inferior de la mama o en la axila. Esta última es menos frecuente.

En algunos casos, después de la intervención puede ocurrir pérdida de la sensibilidad, pero casi siempre se recupera en unos meses, salvo en raras ocasiones.

Muchas mujeres se preguntan si las prótesis pueden interferir con la lactancia, pero lo cierto es que los cambios en la glándula y en la producción de leche serán iguales con o sin ellas.

La anestesia más utilizada es la local, con apoyo de una sedación (realizada siempre por anestesista), aunque también puede aplicarse anestesia general.

A las pocas horas de realizada la intervención es posible deambular, aunque los esfuerzos físicos deben limitarse por una semana cuando la prótesis se coloca detrás de la glándula mamaria, y de doce a quince días si está detrás del músculo.

Por último, una buena charla con el cirujano elegido para realizar la intervención despejará todas las dudas y será indispensable para aunar criterios y arribar así a un resultado satisfactorio.

Depilación sin dolor

En la actualidad, conviven varios sistemas de depilación:

  • el más rápido y superficial, como el rasurado, con el que el vello vuelve a crecer en menos de dos días
  • las cremas depilatorias o las dolorosas sesiones con cera, en el que reaparece a las 2 o 3 semanas
  • y se suma todo el segmento de las depiladoras eléctricas, con buenos resultados.

Sin embargo, uno de los métodos más efectivos, y cada vez más consultados, es el de la depilación permanente con láser (o mal llamada depilación definitiva ya que puede reaparecer al año, aunque en menor cantidad).

A estos métodos, hoy se les postula otro indoloro, que dará un giro importante a los hábitos cotidianos, ya que está pensado para usar en el hogar. Se trata de la aplicación de luz pulsada intensa (IPL), por medio de un dispositivo que hace que se mantenga el pelo en reposo y no crezca mientras se use con frecuencia.

EN EL CONSULTORIO

Tratamientos que se realizan con equipos a cargo de profesionales

1. LIGHTSHEER DUET

Características: combina láser de diodo con un sistema de vacío o succión asistido. Actúa por fototermólisis selectiva (foto=luz, lisis=destrucción). Elimina el folículo piloso sin afectar las estructuras vecinas.

Para quién es: puede aplicarse sobre todo tipo de pieles, incluso en las oscuras o bronceadas. No está recomendado en embarazadas o cuando el médico indique.

Resultados: en cada procedimiento se elimina el 99,9% del vello que está en la etapa de crecimiento activo. Luego, pueden aparecer los que durante la depilación estaban en la fase de reposo. En general se requiere un promedio de cinco sesiones espaciadas por no menos de 40 días.

Precio: varía de acuerdo con cada centro. Oscilan entre $ 300 para axilas, y $ 400 la media pierna.

Dónde: Dr. Ezequiel Chouela, 4777-0231. Dra. Griselda Seleme, 4803-8302. Dr. Miguel De Herrera, 4811-5556. Dr. Mario Fuks, 4824-1517. Dr. Sergio Korzín, 4805-5151.

2. SOPRANO XL

Características: se trata de un láser que produce un calentamiento progresivo de la dermis, que daña al folículo y previene su crecimiento. Combina tecnología diodo de alta potencia CW con el modo SHR (técnica de barrido).

Para quién es: puede aplicarse en todo tipo de piel y vello. Salvo en el cano, durante el embarazo o cuando exista alguna enfermedad y por consiguiente el médico no recomiende su uso. Se sugiere utilizarlo a partir de los 18 años.

Resultados: desde la primera sesión. Son necesarias entre 6 y 8 sesiones espaciadas entre 30 y 45 días.

Precio: a partir de $ 700 la media pierna, y $ 285 las axilas.

Dónde: Dr. Sergio Korzín, 4805-5151. Dra. Velia Lemel, 4807-7800. Dr. Edgardo Chouela, 4805-7485. Fernando Stengel, 4374-3963. Irene Bermejo, 4784-6021. Laura Alfie, 4798-1759.

EN CASA

Los equipos de luz pulsada intensa, que ya están disponibles en el país, posibilitan la aplicación de tecnologías que hasta ahora se utilizaban únicamente en manos de profesionales especializados.

1. PHILIPS LUMEA

Características: funciona con luz pulsada intensa (IPL) que se aplica sobre la piel. Esta luz produce calor en el pelo, que transfiere al folículo haciéndolo entrar en una fase de reposo. Es importante rasurar el área antes de las primeras cuatro o cinco sesiones, hasta que no exista regeneración. Si se regula la energía en forma adecuada puede aplicarse también en pieles y zonas sensibles. Permite aproximadamente 40.000 disparos, que equivalen a 100 tratamientos

Para quién es: tiene cinco niveles ajustables de energía lumínica que garantizan un tratamiento suave en los distintos tonos de piel y vello. No es eficaz cuando el tono es pelirrojo, gris o rubio claro. Tampoco está indicado en la piel oscura natural ni en menores de 14 años.

Resultados: para prevenir la aparición del vello, el tratamiento se repite cada dos semanas en axilas y cavado, y cada cuatro semanas en las piernas. El resultado final será una piel suave si se respeta esta frecuencia de mantenimiento.

Precio: $ 2999.

Dónde: en Falabella.

2. FOTODEPILADORA I-LIGHT DE REMINGTON

Características: funciona con luz pulsada intensa (IPL). La energía de la luz debilita el folículo en forma temprana, lo que impide que el vello crezca por 6 meses.

Para quién es: es efectiva en pieles del tipo 1 a 4, y no es apta en las más oscuras. No es efectiva en los vellos color gris, blanco, pelirrojo y rubio claro. No se puede utilizar en período de lactancia o embarazo, o si la zona estuvo expuesta al sol en las últimas 4 semanas. Ya que es de venta libre, igual que en el caso anterior, es prudente consultar con el médico antes de usarlo.

Resultados: sólo la primera vez debe aplicarse con una frecuencia de dos semanas. El vello cae entre los 7 a 14 días. Para obtener mejores resultados se aconseja usarla cada vez que el pelo vuelve a crecer.

Precio: $ 2499, incluye tres lámparas recambiables. Cada lámpara de repuesto cuesta $ 199, y cada una rinde 1500 disparos (que cubren un tratamiento para piernas, brazos, axilas y cavado).

Dónde: Jumbo, Coto, Frávega, Garbarino, Carrefour, Ribeiro, Walmart, Rodo, entre otros.

Buenos trucos de make-up

El maquillaje es un arte que me permite potenciar la imagen de toda mujer. La mezcla de colores y sensaciones en la cara genera infinitas opciones”, asegura Mauricio Catarain, maquillador exclusivo de Maybelline New York y de varias celebrities argentinas, como Juana Viale y Brenda Gandini. Entre las variantes del maquillaje, está el correctivo, una manera de disimular imperfecciones o incluso rasgos pronunciados. En una charla en su estudio y escuela de maquillaje de Belgrano, Catarain revela algunas de sus técnicas y explica cómo aplicarlas en ojeras; labios finos, gruesos o alargados y varios tips para la nariz.

OJERAS.  La consigna es jugar con los correctores. Si son violáceas claras sugiere usar uno con tinte amarillo, para neutralizar el tono de la zona, que lucirá beige natural. Si las ojeras no tienen coloración usar correctores o bases un tono más claro que la piel. Esto hace que se ilumine la mirada y mejore el aspecto de la piel.

EN LOS LABIOS.  Es indispensable utilizar lápices delineadores del mismo tono, o uno más oscuro que los labios. Dibujar una sobrelínea en el contorno que se desea engrosar. En los labios es posible así darles más cuerpo y densidad. Si son gruesos, usar correctores claros para colocar en los bordes del labio. Vale la misma técnica sin son alargados.

NARIZ.  Para hacer posible estos trucos se necesitan dos colores de base o polvo. El claro sirve para ampliar o destacar y el más oscuro para achicar o disimular. El secreto radica en difuminar muy bien los dos tonos para que no queden líneas.

Ancha y achatada. Trazar dos líneas paralelas imaginarias desde la punta de la nariz hasta los ojos para dividirla en tres partes. El color oscuro se aplica en los laterales y las aletas. El claro en la zona central.

Estrecha o fina. Se coloca el tono más claro en los laterales para dar mayor volumen.

Aguileña. El oscuro se aplica sobre el tabique y la punta de la nariz. El claro, en el espacio que queda entre el tabique y la punta.

Torcida. El oscuro se aplica en la zona saliente, el claro en la parte hundida.

Larga. Se coloca en la punta el más oscuro y en el resto el más claro.

Corta. El claro se pone a lo largo del tabique.

Entrevista a John Nollet, el artista de las tijeras

John Nollet en Francia, con sus tres baúles hechos a medida para él por la firma Louis Vuitton, en una producción fotográfica

En el mundo del cine es reconocido por su talento para crear una estética a partir del peinado. Estuvo en el “detrás de escena” de películas tan disímiles como Bailarina en la oscuridad y Amélie. Lo eligen celebridades que marcan tendencia con su estilo, como Monica Bellucci, Vanessa Paradis, Diane Kruger, Uma Thurman y la ganadora del Oscar Marion Cotillard. Ahora también recorre el mundo con su peluquería itinerante, gracias a una fructífera asociación con Louis Vuitton, la cadena hotelera Park Hyatt y la línea de productos capilares Kérastase.

Buenos Aires fue la última escala de John Nollet, después de Dubai, Milán, Estambul, Chicago y Tokio. En su hair room service montado en un cuarto del Palacio Duhau, atendió a 60 mujeres dispuestas a cumplir a rajatabla sus recomendaciones en cuanto a color, corte y peinado. Sin divismos de gurú, él asegura que siempre supo que sería peluquero. “Cuando cumplí ocho años, mi abuela me suscribió a la revista Coiffure de Paris, y conocí a los grandes maestros: Alexandre, las hermanas Carita, y a Patrick Alès. Era una época en que los peinados estaban muy ligados a las casas de moda.”

-¿Qué es lo que más le gusta de su profesión?

-La relación privilegiada que tengo con la mujer cuando la atiendo. Sólo ella y yo; a lo sumo alguien más. Adoro ponerme a su servicio.

-¿Cómo surgió la idea de hacer un “servicio de pelo a la habitación”?

-Hasta los 23 años trabajé en grandes peluquerías, y cuando atendía a una mujer siempre había dos o tres que esperaban. Cuando ingresé en el mundo del espectáculo, se me ocurrió que también había mujeres ajenas a ese ambiente que podrían desear la misma atención personalizada que tienen las celebridades. Primero armé gabinetes en algunos hoteles. Después pensé en una gira por el mundo, y entonces hablé con la gente Louis Vuitton para que diseñara mis baúles. Fue un buen momento, porque la firma cumplía 150 años de hacer pedidos a medida. Y elegí al Park Hyatt por la atención personalizada a sus clientes. Es una filosofía que también comparto con L´Oréal, con la que trabajo desde hace quince años, y que me formó en los tratamientos que hago con los productos Kérastase.

-¿Qué tiene en cuenta al sugerir un cambio de estilo?

-Cuando una mujer toma una cita conmigo, es porque tuvo una decepción con otro profesional, o porque acostumbra ver a grandes peluqueros. Hablamos mucho, porque me gusta conocer a fondo sus hábitos y sus deseos. Y tengo en cuenta el volumen de su cabello y la conformación de su cara. Cada mujer inspira cosas distintas.

-¿Cómo ve el look de las argentinas en cuanto al pelo?

-Son mujeres femeninas, con una buena relación entre sofisticación y belleza.

-¿Qué las diferencia de las europeas?

-La diferencia está entre el estilo de los latinos y de los que no lo son. Creo que las europeas y las argentinas tienen puntos comunes justamente por ese origen.

-¿Usted hace los accesorios de alta costura que coloca en el pelo?

-Los hago con otras dos personas en París. Están confeccionados en cabello natural y bordados a mano; nunca se hacen dos iguales. Estos accesorios permiten cambiar de look con mucha facilidad y le ponen un toque de sofisticación a un peinado muy sencillo.

Piel: cuidados básicos

Cuando se decide encarar una rutina diaria y simple para cuidar la piel, tres son los pasos que no pueden faltar:

  • limpieza
  • hidratación y
  • protección solar

¿Cómo elegir? La textura de los productos que se utilicen tendrá que ver con el tipo cutáneo de cada uno.

Si la piel es seca, es recomendable usar una emulsión limpiadora y una crema hidratante que contenga urea. Para pieles grasas, un gel limpiador, un tónico para balancear y un gel que contenga ácido láctico para hidratar. Siempre, protector solar, y según el caso, crema antiedad.

¿CUÁNDO REALIZAR UN PULIDO?

Si la piel es grasa, se puede realizar una exfoliación suave día por medio. Si es seca o sensible, un máximo de dos veces por semana.

Asesoró: Dra. Sarah Hiddemann, investigadora del laboratorio Beiersdorf, Hamburgo, Alemania.

¿Qué lugar ocupa la apariencia física en el imaginario de las mujeres?

El punto es para qué. ¿Para atraer al sexo opuesto?; ¿para convertirse en el ideal de belleza de otras mujeres?; ¿para elevar su autoestima? O, quizá, por todo esto junto, las mujeres se fijan -y mucho- en su apariencia física.

Visitan consultorios de médicos esteticistas, levantan pesas en los gimnasios, concurren religiosamente a institutos de belleza que prometen mejorar su figura y, en ocasiones, hasta llegan a padecer grandes y peligrosas “hambrunas” para perder algunos kilitos.                

Foto: Gentileza Dr. Moyano Bradley Centro de Medicina Estética Buenos Aires. 

En la moda y el marketing, la artillería pesada está a la orden del día: lencería con encaje, sandalias con altísimas plataformas, jeans al cuerpo que cortan la respiración, escotes, animal print…

La Argentina se posicionó tercera en el número de cirugías estéticas, en el último ranking mundial publicado por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, sólo superada por Estados Unidos y México. Un estudio realizado en 2007 por TNS Gallup en Latinoamérica reveló que las mujeres están más interesadas que los hombres en someterse a intervenciones. En 2009, otra investigación de la consultora detectó que el 96% lleva a cabo las más variadas estrategias para verse bien.

Si se da por descontado que el motivo principal de semejante esfuerzo radica en agradar al sexo opuesto, cabe preguntarse si ellas conocen verdaderamente qué motiva la atracción de los hombres. Y, además, restaría averiguar el orden de preferencia en el universo masculino según pasan los años.

El doctor Jorge Alberto Franco, médico psiquiatra, profesor adjunto de Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UBA y autor del libro Sexo y sexualidad en el siglo XXI, afirma que el ideal de mujer o de varón de un sujeto corresponde a una conjunción de su historia social e individual y del grupo social, económico y cultural en el que fue formado. Por otro lado, la psicología evolucionista incluye algunos aspectos universales, como la simetría y la proporción de los rasgos, que ambos sexos tienen en cuenta a la hora de buscar descendencia.

De todos modos, no es tan fácil descifrar qué de las mujeres atrae a los hombres. Ellas piensan que ellos prestan mayor importancia a lo físico, y las investigaciones les dan la razón, pero no en la medida en que ellas creen. Asegura el sexólogo que los varones tienen una visión más corporal; generalmente observan las diferentes zonas del cuerpo, los ojos (desde el color hasta la manera de mirar) y la boca -aunque en el futuro renieguen de su elección y se quejen si las capacidades intelectuales y recursos psicológicos son escasos-. Llevan consigo la contradicción entre la belleza corporal y algunas características de la personalidad. Cuando afirman “es una buena chica, muy simpática” es probable que no prospere, en un primer intento, la relación amorosa.

OPINIONES Y REALIDADES

La mujeres, en cambio, tienen, según el doctor Franco, una mirada más integral del varón. Incluyen aspectos generales de la personalidad, como la simpatía, el humor y la inteligencia. Es común que se sientan atraídas por sus capacidades en general, sobre todo aquellas valoradas en la sociedad actual: el reconocimiento artístico, cultural, deportivo o económico.

En la actualidad, algunas investigaciones muestran que la mujer se está volviendo un poco “más carnal y el hombre un tanto más emocional”. Es común escuchar que ellas elogien zonas como la cola y, aunque este rasgo aún es débil, se va imponiendo. Franco opina que son interesantes las características de personalidad que se corresponden. Por ejemplo, cuando se habla del tipo de cola, si es achatada, él es achatado, y si es firme, él es firme.

Cuando se les pregunta a ellos qué miran en las mujeres, ¿contestan con total sinceridad? Queda cierta duda, sobre todo si la pregunta es formulada por una mujer. En una tarde en un bar, a pesar del bullicio que ocasiona la pregunta, se puede advertir que para los más jóvenes no pasan inadvertidas la cola y la cara en general, sobre todo los ojos, aunque reparan también en la actitud y en la buena presencia.

Los maduros, en cambio, se muestran atraídos por todas las curvas, la cola y los pechos. Pero les dan igual importancia a otros condimentos, como el misterio, la seducción y la sensualidad.

Stendhal decía: “La belleza es una promesa de felicidad”. Ante la dificultad de definir qué es lo bello que atrae, ya que “la belleza está en el ojo de quien mira”, la sabiduría popular italiana sostiene: “Non é bello quel che é bello, il bello è quello che mi piace” (“No es bello aquel que es bello; el bello es aquel que me gusta”).

A grandes rasgos, las mujeres oscilan entre lo curvilíneo del “baby face” y lo rectilíneo y agudo de la testosterona, como signo de masculinidad. Por lo general, los hombres aprecian tanto en el cuerpo como en el rostro lo curvilíneo de la hormona estrogénica femenina. En la actualidad, un poco por los dictámenes de la moda y otro poco por la impronta del gimnasio, se impuso también la mujer llamada “saludable musculosa”, estilo Madonna.

¿El varón va directamente al grano? Comenta el especialista que el erotismo de la mujer involucra todo el cuerpo; ella disfruta de la caricia como un fin en sí mismo. Para el varón, que es mucho más visual, es sólo un medio para lograr el contacto coital. Ambos difieren en las habilidades: en el hombre se destaca la capacidad neuroespacial, necesaria por ejemplo para manejar un automóvil. En la mujer se hace más evidente la habilidad lingüística, expresiva y de memoria, como también la de poder desarrollar varias actividades simultáneas yo más de una conversación a la vez.

CUESTIONES QUIMICAS

Cuando un hombre y una mujer se atraen, entra en escena “la química”. Existen estímulos concretos de tipo físico que producen un aumento en la producción de varios neurotransmisores como las hormonas oxitocina y dopamina, relacionadas con el estado de bienestar, alegría y placer. Estas sensaciones no han pasado inadvertidas para los perfumistas, que incluyeron siempre en la fórmula de sus fragancias este elixir del amor.

Estudios antropológicos efectuados por Irenäus Eibl-Eibesfeldt comprobaron que algunos rituales del cortejo animal subsisten en expresiones inconscientes de los humanos. La coquetería, por ejemplo, parece evocar la fuga simulada de la hembra, que invita al macho a seguirla: “Este interesarse y desinteresarse son comportamientos típicos del coqueteo que se manifiestan principalmente a través del lenguaje de los ojos”.

La psicología muestra los factores que contribuyen en la atracción de los sexos, y las encuestas arrojan sus cifras. Pero no está todo dicho, por suerte, para los que no quieren poner todo en palabras y sí mantener el misterio de esa “magia”.

En un reportaje al artista Joaquín Sabina le preguntaron qué era una canción. Con su tono inconfundible, respondió: “Una buena letra, una buena música, un buen intérprete y algo más que nadie sabe lo que es, pero que es lo único que importa”.

ALGO DE INSATISFACCIÓN

¿Existen aspectos patólogicos en el ideal de belleza? Básicamente, son dos: el fetichista y el dismórfico.

El primero se produce cuando la atracción de la pareja está puesta en forma obsesiva en una parte corporal del otro. La persona sólo se relaciona con quien cumpla con esa condición. Un ejemplo de esto fue el tamaño de los pies, que tantos problemas les trajo en el pasado a las mujeres chinas. Puede darse también el rechazo, o antifetiche, como en el caso de los glúteos pequeños o chatos, y la forma o el tamaño de los dedos de la mano, según explica el especialista.

Otro trastorno de importancia es el dismórfico, en el cual la persona nunca alcanza el ideal de belleza que se propone (se da más en mujeres que en varones). Le adjudican al mínimo defecto físico, indetectable para otros, la causa de su malestar psicológico. Esta insatisfacción, sumada a la obsesión narcisista por conseguir lo imposible, hace que muchas veces se expongan al riesgo de múltiples cirugías estéticas.